Bautismo: Obedeciendo al llamado del Señor

El bautismo es un paso de obediencia y fe. Es decir públicamente que hemos decidido seguir a Jesús y dejar la pasada manera de vivir por la nueva vida que Cristo nos da. Esto fue lo que sucedió el pasado 8 de mayo don de 12 valientes hicieron publica su decisión de fe. Ahora son parte de la gran familia de Dios.

Nuestro deseo es que permanezcan con Cristo y sea su Espíritu quien guíe sus caminos. Que de estas nuevas generaciones de creyentes se levantes siervos del Señor. Aquí tenemos un recorrido visual de ese día para que no olvidemos que hemos tomado el camino de Cristo.

Felicidades a nuestros hermanos y que sigan creciendo hasta la estatura de la plenitud de Cristo.