Jóvenes que rinden su vida a Cristo

Se dijo en algún momento: «Cuando alguien Gana un adulto para Cristo, se salva un alma pero cuando gana un niño para Cristo salva un alma y toda una vida.» Creemos que esta frase se aplica también para los jóvenes que toma la decisión de seguir a Cristo.

Esto es así porque entre más temprano se siga a Jesús, otras decisiones también importantes serán tomadas bajo la dirección del Señor y seguramente la vida entera tendrá el propósito que debe tener.

Una vida que se entrega a Cristo desde joven es menos propensa a los vicios, a la ira, a vivir bajo los parámetros superficiales del mundo. Será menos proclive a depresiones, a suicidio o a la rebeldía. En cambio tendrá muchas más oportunidades de crecer, desarrollarse, de tener un propósito, un proyecto de vida centrado en Dios, de fundamentar una buena familia y de servir a la comunidad.

Por eso cuando lo jóvenes toman conciencia y sin presiones siguen a Jesús, como iglesia debemos alegrarnos. Debemos apoyarlos, no juzgarlos sino aconsejarlos, apoyarlos y sobre todo amarlos.

Dos jóvenes que se entregan a Cristo

Esta fue la fiesta que se vivió el pasado 27 de noviembre cuando dos jóvenes de la Comunidad Cristiana El Redil dieron el paso del bautismo y declararon públicamente su fe en Jesús. Ellos testificaron como a pesar de ir a la iglesia desde pequeños no estaban convencidos de su fe. Pero fue gracias a la influencia de amigos creyentes y de las enseñanzas en la iglesia que se dieron cuenta de la verdad de Cristo.

Ahora convencidos de su fe dan este primer paso y creemos que con el apoyo de toda la iglesia cumplirán su propósito en Jesús, entendiendo lo que dice la palabra de Dios:

«¿Con qué limpiará el joven su camino?
    Con guardar tu palabra.» Salmo 119:9

 

 

¡Descúbrete! Adolescentes y jóvenes al encuentro de Cristo

Los adolescentes y jóvenes de nuestra comunidad dan pasos en su encuentro con Cristo. En este proceso ellos descubren quienes son para Dios. Esto fue lo que ocurrió en el encuentro juvenil ¡Descúbrete! donde varios jóvenes de nuestra congregación fortalecieron su fe y su identidad en Dios.

 

La aventura empezó mucho atrás cuando se programa este encuentro, pero fué en un ayuno que el Señor despertó en la iglesia una inquietud por la vida espiritual de los jóvenes . El Señor hablo a través del pastor David López en aquella oportunidad de que debemos poner atención a las generaciones venideras y llevarlos a un real encuentro con Cristo.

Al principio había cierta apatía de los jóvenes a participar de este encuentro. Dificultades económicas e indisposición eran los principales factores. Pero se crearon espacios para recolectar fondos y en oración la iglesia clamó para que los corazones y los tiempos se dispusieran. Finalmente 19 adolescentes y jóvenes aceptaron el reto.

Durante dos días ellos se apartaron de su casa, familia y amigos. Se dispusieron a lo que Dios quería hacer y el Señor respondió a su disposición. Lo temas tratados y las actividades buscaban fomentar una correcta auto imagen y la identidad en Cristo, de modo que ahora descubran lo que significa la vida dirigida por Dios.

 

Sin embargo este sólo es el primer paso. Como iglesia tenemos que fortalecer el trabajo con la juventud, tenemos que rodearlos en oración y en ejemplo. Pues para las nuevas generaciones las palabras no son suficientes. ellos quieren ver que la fe es real, practica y que lleva a una experiencia trasformadora.

Agradecemos el trabajo del liderazgo juvenil, encabezado por Andrea Puerto Y Yesid Ramírez. Una pareja que se atrevió tomando este ministerio que siempre es un reto dentro de la congregación.

Tenemos aún trabajo por delante para ver a nuestros adolescentes y jóvenes desarrollen su propósito en Dios, lleven a otros al encuentro con el Creador y hagan la diferencia en una sociedad que no sabe para donde va.

CEB: conocimiento en la mente y Cristo en el corazón.

El Centro De Entrenamiento Bíblico llego al cierre de su primer ciclo del año. En este periodo muchos fueron lo que iniciaron pero poco llegaron al final. Sin embargo creemos que cada uno de ellos creció aprendió, se desarrolló y sigue a Cristo con la convicción que el conocimiento da.

Nuestro Pastor David López compartió una palabra donde nos desafiaba aprender más a llenarnos de conocimiento pero siempre con el corazón lleno de Cristo, pues cuando desarrollamos el saber sin la dirección de Dios podemos hacer más el mal que el bien.

Por eso no sólo felicitamos a cada uno de los que recibieron su certificado, sino que los desafiamos a que sigan adelante en el conocimiento de Cristo, su verdad, pero si perder la llenura del Espíritu Santo y deseando al Señor más y más.